El Plan de Reconstrucción Europeo

El momento llegó. Los mandatorios de los países miembros de la Unión Europea se dieron cita este 17 y 18 de julio en Bruselas en una cumbre extraordinaria para negociar el Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027 y el Plan de Reconstrucción Europeo (Next Generation EU) para ayudar a las economías más golpeadas por la pandemia del coronavirus y equilibrar la capacidad fiscal de los estados para hacer frente a las consecuencias de esta. La negociación estuvo lejos de ser sencilla. Durante 5 días los líderes europeos negociaron día y noche el acuerdo más ambicioso de la Unión. En marzo era imposible pensar que se llegaría a un acuerdo de tal calado: la solidaridad europea estaba a prueba. Tras la presentación en mayo pasado del Plan franco-alemán para la recuperación europea, se habló de un momento “hamiltoneano” en la Unión Europea. El shock asimétrico presentado por la crisis del coronavirus endureció las posturas de algunos miembros que reclamaban mayor responsabilidad fiscal a los países del sur e hizo cambiar la postura alemana de no endeudar al club comunitario con la emisión de deuda conjunta.

¿Cómo fue la evolución del acuerdo histórico alcanzado este martes en Bruselas?



Consulta el artículo en PDF aquí.