11 de septiembre: 19 años después

Han pasado 19 años desde los atentados terroristas del 11 de septiembre contra Estados Unidos, sucesos que le pusieron nombre y apellidos a la agenda de seguridad internacional del nuevo siglo. Todo este tiempo, el terrorismo fue caracterizado como la principal preocupación para la seguridad internacional, pese a que en el mismo período se reconoce que otras amenazas, como los fenómenos naturales, y las epidemias/pandemias, por citar sólo dos casos, han probado ser tanto o más destructivos y atentatorios contra el bienestar de las sociedades que las acciones de al-Qaeda, las del ahora occiso Osama Ben Laden, o bien Daesh. Por eso es válido preguntar, a 19 años de distancia, si el terrorismo realmente es el flagelo que pone en entredicho la supervivencia de las naciones del mundo y, adicionalmente, si las medidas adoptadas a la fecha, contribuyen a enfrentarlo de manera adecuada. Además, como fue visible al término de la guerra fría, las sociedades son dinámicas y las amenazas cambian: el comunismo, considerado el mayor flagelo para el mundo entre la segunda mitad de los años cuarenta y finales de los ochenta del siglo pasado, cedió su lugar, tras una transición de una década –la de los noventa- al terrorismo. Cabe preguntar entonces, ¿qué amenaza ocupará el lugar del terrorismo, ahora que el mundo enfrenta a la segunda pandemia del siglo XXI -la del SARSCoV2, agente causal del COVID-19- sin contar con un antídoto efectivo para contrarrestarla? ¿Podría ocurrir que las epidemias y pandemias se erijan en los grandes flagelos para el mundo? ¿Podrían tornarse tan protagónicas como ocurrió con los ataques terroristas que, para muchos, son los que dieron la “bienvenida” al siglo XXI? Consulta el artículo en PDF aquí.

11 de septiembre: 19 años después